“Mística y épica para la batalla final”: la intimidad del partido en el búnker de Massa, entre la cautela y la esperanza

Manoj enjoy

Follow us on

Cómo se vivió el regreso del candidato a presidente de Unión por la Patria. La sorpresa ante los primeros datos de las mesas de testigos, el pedido de moderación de Massa y Kicillof a los militantes y el fervor de la multitud peronista: “En noviembre, cueste lo que cueste, hay que ganar”

Massa ganó las elecciones y competirá en segunda vuelta contra Javier Milei (REUTERS/Mariana Nedelcu)Massa ganó las elecciones y competirá en segunda vuelta contra Javier Milei (REUTERS/Mariana Nedelcu)

Alrededor de las 20:00 horas del domingo en el búnker. Unión por la Patria Sucedió lo inesperado. Era lo que se llama una historia cinematográfica. Punto de retorno. El momento de la ruptura, en el que se derrumbaron las nubes de pesimismo que atormentaban al peronismo desde la noche de las PASS. El momento en que el clima de incertidumbre se disolvió, como cuando un cielo lleno de nubes se aclara, y una tenue brisa de optimismo comenzó a correr por los diferentes espacios del refugio masista-kirchnerista, que con el paso de los minutos (y pasaban) rápidamente convertirse un torbellino de buenas noticias. De pronto, quienes horas atrás aceptaban quedar segundos detrás de Milei por dos o tres puntos para llegar a la segunda vuelta, ahora leen en las pantallas de sus teléfonos indicios de una amplia y consolidada distancia a favor de Sergio Tomás Massa. El regresar El último estrés de la campaña se expresó en la frialdad de los números.

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, buscará la reelección este domingo (foto: aglaplata)Quizás le interese: Axel Kicillof: “No es una elección fácil, pero nuestra propuesta se escuchó con mayor claridad”

Es que un equipo de altos activistas monitoreó el centro de cómputo interno de la coalición peronista. 2.002 mesas testigo de todo el país -lo mismo se repite desde las elecciones de 2011- y la información que llegó no dejaba lugar a dudas: a seis puntos del libertario Javier Milei. Un regreso rotundo. Muchos preguntaron, incrédulos, ante la información: “¿La distancia es favorable?”. Sí, fue favorable.

Y confirmó lo que pocos habían decidido creer la semana anterior, cuando uno de sus propios asesores, muy cercano a Massa, le advirtió con una confianza casi familiar que, efectivamente, ganaría. y se ganó. Lo confirmó intuitivamente cerca de las 19 el candidato a diputado, Agustín Rossi, el primero de los “importantes” en llegar a Chacarita, cuando vio la misma información en ciudades específicas de Santa Fe, su provincia. La experiencia en su propio territorio le permitió detectar una tendencia irreversible. “Listo, con estos números ganamos”les dijo a sus compañeros de trabajo.

See also  "¿Quién es Erin Carter?", la doble vida de una profesora con acción y drama llega a Netflix

Una multitud se reunió afuera del búnker de Unión por la Patria en el barrio Chacarita (REUTERS/Martin Cossarini)Una multitud se reunió afuera del búnker de Unión por la Patria en el barrio Chacarita (REUTERS/Martin Cossarini)

No se equivocó. El sistema cósmico de Unión por la Patria repetía en los pasillos: “Es todo de Sergio, hizo una campaña impecable”; “Él lo tiene todo pensado, nos reunimos con él desde que asumió en Economía y ya sabía mucho de lo que iba a pasar”. Pero había que ver para (finalmente) creer. A las 21, tres diputados bonaerenses acudieron a la carpa de prensa como “portavoces”: el senador y un candidato a revalidar la curul. Juliana Di Tullio; La mano derecha de Kicillof, Carlos Bianco; y el Ministro de Desarrollo Social y candidato a diputado Victoria Tolosa Paz. Los datos oficiales aún no habían aparecido en las pantallas pero sus rostros transmitían una buena noticia para el electorado peronista. Mucho más para los bonaerenses. Así como los 36 puntos de Massa salieron de las mesas de testigos, se conocieron los 45 de Kicillof.

Le puede interesar: Elecciones PBA: Kicillof apunta a conservar el bastión del peronismo ante la amenaza de Píparo, que apuesta al empate de Milei.

“Le pedimos paciencia”.preguntó el senador morón, quien también festejó ayer domingo su cumpleaños. El éxito se notaba en su rostro y en el de sus compañeros. Sus rostros estaban relajados, casi traslúcidos y, sobre todo, absolutamente diferentes de lo que eran en ese mismo momento de la fatídica noche del PASO: “Dimos un gran ejemplo, fue una gran campaña”Tolosa Paz dijo que hablaba del comportamiento democrático de los partidos y de los ciudadanos, pero dijo más que eso.

Los festejos en el corazón de Unión por la Patria fueron modestos pero propios de quienes dejan una mochila llena de plomo. La línea la bajó el propio Massa. Apenas llegó al espacio de C Art Media en el barrio de Chacarita, y esto ocurrió en las importantes “20”, salió a la terraza donde los activistas más cercanos se reunieron con el gobernador bonaerense y pidió moderación. en la fiesta. Advirtió que no habrá triunfalismo en sus discursos. Y pidió concentración para el mes de campaña, que queda hasta la segunda vuelta del 19 de noviembre. El primer paso ya se ha dado: El peronismo logró organizar su estructura histórica, alinear sus tropas y resurgir de sus supuestas cenizas..

See also  Derek Watts Causa de muerte y obituario: luchando contra el cáncer

Axel Kicillof y Sergio Massa, los ganadores de la jornada (REUTERS/Martin Cossarini)Axel Kicillof y Sergio Massa, los ganadores de la jornada (REUTERS/Martin Cossarini)

“Sergio y Axel ganaron todos los premios”, comentaron amigos cercanos. Es por eso que los discursos se centraron en el futuro que dará el gobernador reelecto y el ministro de Economía, quien jugará la segunda vuelta contra Milei y como ganador de la primera vuelta.

Le puede interesar: La victoria de Axel Kicillof: festejo con los suyos, objetivo cumplido y principal arma para el drenaje de Massa

Fuera del búnker el tiempo era claramente más festivo que dentro. Alejo Chaves, un chico de 22 años que se hizo peronista gracias a sus abuelos, llegó con sus padres desde San Fernando. Aferrado a la valla, frente al escenario montado en la Avenida Corrientes, no se cansaba de su alegría: “Estoy muy emocionado. Muchas cosas pasan por mi cabeza. Soy Justicia porque me obligaron mis dos abuelos. Esta semana me dijeron que íbamos a ganar. Estoy muy feliz. Es lo mejor para Argentina, vamos a salir adelante”, comentó, con una bandera argentina como pañuelo, y mucha confianza para noviembre: “El joven estuvo muy con Milei. Y mis amigos no podían explicar por qué. Ahora tengo plena confianza en Massa para la segunda vuelta. “Creo que puede pasar a los libros de historia como un gran presidente”.

A las 10 horas terminaron los trabajos. Kicillof salió a dar su discurso como gobernador reelecto. Lo hizo acompañado de Bianco, su adjunta Verónica Magario, el ministro de Desarrollo Social Andrés “Cuervo” Larroque y varios intendentes, a quienes el jefe provincial encargó destacar. Pero sin Máximo Kirchner ni los senadores electos Wado De Pedro y Di Tullio, que observaban desde los monitores del segundo piso del búnker cómo la multitud reunida dentro y fuera del C celebraba algunas frases del economista ganador, sobre todo cuando decía: con acoso directo a Milei: “La libertad sólo se logra cuando hay igualdad de oportunidades.”

"En noviembre, cueste lo que cueste, en noviembre debemos ganar", coreaba la multitud militante (REUTERS/Martin Cossarini)“En noviembre, cueste lo que cueste, en noviembre debemos ganar”, coreaba la multitud militante (REUTERS/Martin Cossarini)

Entonces apareció Massa en el escenario. Solo Con una leyenda en la pantalla detrás de él: “Argentina sí”, que varió con “Massa Presidente” con una nueva tipografía. Fue muy aplaudido cuando habló de consolidar su eventual gobierno. “unidad nacional” y cuando mencionó que pretendía fortalecer la producción industrial “sin quitar derechos”. También cuando dijo que quería recuperar el préstamo hipotecario. Y más aún, en ese momento juzgó: “El crack ha muerto y comienza una nueva etapa”.

See also  Marco Antonio Solís cautivó a su público con una fiesta de emociones

Abajo, a unos metros, Esteban Perie, activista misionero, ondeaba una bandera argentina y vestía una camiseta blanca con la leyenda “meme”: una famosa foto del cantante de cumbia romántica Leo Mattioli sosteniendo una rosa pero con el rostro cambiado, en lugar del músico era el de Massa.. “Hicimos campaña por la camiseta porque buscamos volver a enamorar al peronismo, volver a ser romántico”, comentó. “Estamos muy contentos porque estamos haciendo campaña para que esto suceda. Recuperamos la mística y la épica para la batalla final. La soberanía está en juego. El pueblo peronista se recuperó, creyó y actuó voto a voto”, afirmó.

Sergio Massa reiteró que, si gana en noviembre, llamará a un gobierno de "unidad nacional" (REUTERS/Martin Cossarini/Foto de archivo)Sergio Massa reiteró que, si gana en noviembre, llamará a un gobierno de “unidad nacional” (REUTERS/Martin Cossarini/Foto de archivo)

Mientras tanto, Massa, abrazado a una bandera argentina, y un grupo que incluía a Vasco De Mendiguren, Rodolfo Daer, Matías Lammens, Axel Kicillof, Rossi y varios dirigentes más saludaron al público congregado en la esquina de Corrientes y Dorrego. . Posteriormente, el candidato peronista regresó al segundo piso del búnker, brindó con su familia y poco después salió a la terraza privada, donde sonaba música festiva y familiares, entre los que se encontraba su hijo Tomás, y “VIP”. . Los soldados brindaron y comieron pizza.

Se subió a una silla, alguien le dio un micrófono, pidió que nadie usara el móvil mientras hablaba y, emocionado, le agradeció el esfuerzo que hizo para salir a convencer al electorado. “Somos una familia unida, con muchas tribus que han decidido dejar sus diferencias y todos tiramos en la misma dirección para un país mejor”.. En noviembre, cueste lo que cueste”, arregló Massa, aficionado a las canciones cortesanas, con una enorme sonrisa y cara de cansancio. Los cientos de personas que lo escucharon respondieron automáticamente: “En noviembre, cueste lo que cueste, en noviembre hay que ganar”.

Sergio Massa Elecciones 2023Unión por la PatriaAxel Kicillof

Categories: Trending
Source: frv.edu.vn

Madhuri Shetty
Manoj Gadtaula

Manoj Gadtaula is a young Indian man from Mangalore who is constantly on the lookout for new things and loves to explore. Madhuri has a great passion for helping others and motivating people. She researched the careers, biographies, lifestyles, and net worths of celebrities..

Leave a comment

Demo
Demo 2