Los primeros grupos: un grupo de taxistas en crisis, la competencia con el tranvía y la idea de atraer mujeres

Manoj enjoy

Follow us on

Cuatro pasajeros y uno más al lado del conductor: esa era la capacidad de los primeros autobuses que aparecieron en septiembre de 1928 en nuestro país. Nacidos por necesidad, los primeros fueron los taxis adaptados, que pronto evolucionaron, aunque tuvieron que superar más de un obstáculo para convertirse en el nuevo colectivo de coches.

Los coches coleccionables no se diferenciaban mucho de los coches, excepto por su tamaño.  En la foto, unidad de la línea 26 (Archivo General de la Nación)Los coches coleccionables no se diferenciaban mucho de los coches, excepto por su tamaño. En la foto, unidad de la línea 26 (Archivo General de la Nación)

Recién cuando se implementaron los órganos de correspondencia se popularizó el “vuelve porque hay lugar”, donde los pasajeros preferían quedarse cerca de la puerta principal, la única disponible, y no querían aventurarse hacia atrás, donde debían hacerlo. así que saliendo, pidiendo permiso y unos codazos y por qué no pisotones. Pero cuando empezó esta historia, eso todavía faltaba.

Le puede interesar: Villa Luro: un bus de la Línea 8 chocó con un camión y el conductor quedó atrapado en el volante.

En 1928, un año de fermento electoral que consagraría la fórmula radical Hipólito Yrigoyen – Francisco Beiró, Hubo quienes buscaron alguna salida a la confusión general..

Un grupo de taxistas lamentó el poco trabajo que tenían y la dificultad para llegar a fin de mes. En una mesa del café La Montaña, en Rivadavia y Carrasco, compartieron sus penas José García Gálvez, un español argentino naturalizado que fue conductor de Jorge Newbery; Rogelio Fernández, futuro corredor de Turismo Carretera; Pedro Etchegaray, Manuel Pazos, Felipe Quintana, Antonio González y Lorenzo Porte. Desde aquel cónclave tan Buenos Aires, Surgió la idea de adaptar sus coches taxímetroaquellos Ford T, en transportes con más de un pasajero.

Autobús Chevrolet de 1934 o 1935, de la línea 3 que conectaba Plaza Miserere con Villa Ballester (Archivo General de la Nación)Autobús Chevrolet de 1934 o 1935, de la línea 3 que conectaba Plaza Miserere con Villa Ballester (Archivo General de la Nación)

Lo llamaron el “autocolectivo”.

See also  La orden del rey a Feijóo acaba en un mitin: Aznar fuerza un baño multitudinario que acabará en otra realidad

Le puede interesar: Exministro José Antonio Ocampo calificó de “ridículo” el subsidio al gremio de taxistas

Una anécdota la guarda también el historiador anarquista Diego Abad de Santillán, quien sugirió a un gallego que tenía dificultades para transformar su coche en un pequeño autobús. “¡Por diez centavos para Lakarra!”él gritó.

Desde 1921 funcionan autobuses que cubren trayectos de media y larga distancia, compitiendo con taxis e incluso tranvías. Las empresas de tranvías se dedicaron a abordar esta innovación en el transporte, aunque no encontraron eco en todas las autoridades, incluida la del presidente Yrigoyen, quien defendió a los taxistas que se convirtieron en conductores de autobuses. La cuestión es que algunos de estos “autocolectivos” Solían viajar por la misma ruta que los tranvías. e incluso llegaron antes que él para poder conseguir pasajeros.

Nace el colectivo

Pero la historia del grupo comenzó el lunes 24 de septiembre de ese año. Sin tener ningún tipo de autorización, y arriesgándose a multas y embargos de vehículos, un día de lluvia salieron a cazar pasajeros. Lo primero que hicieron fue tapar la bandera característica del taxi, y en la carrocería escribieron con tiza el recorrido: Primera Junta – Lacarra, pasando por Plaza Flores. Tenían cuidado de respetar un horario y cobraban al pasajero 10 o 20 céntimos -según el destino- al bajar.

Uno de los primeros grupos.  Eran viejos Ford T usados ​​como taxis.Uno de los primeros grupos. Eran viejos Ford T usados ​​como taxis.

El diario La Nación informó dos días después que “los autos inician el recorrido a las 7 de la mañana, con intervalos de cuatro minutos, Llevando sólo cuatro pasajeros y uno más en el lado del conductor.. “Este inusual medio de transporte económico, el taxi-bús inaugurado ayer, se ampliará hoy con otra línea.” Se detenían en la acera de la Casa Rosada.

Le puede interesar: Gobierno anuncia fechas para acabar con subsidio a taxistas y aumentar tarifas de carreras: conoce los detalles

Llevaban hasta cinco pasajeros: uno en el asiento del acompañante, tres en el asiento trasero y otro en el asiento que cabe en el maletero.

La competencia con las empresas de tranvías era difícil.  Unidades quemadas, como en el caso de la foto (1929) (Revista Caras y Caretas)La competencia con las empresas de tranvías era difícil. Unidades quemadas, como en el caso de la foto (1929) (Revista Caras y Caretas)

¿Con qué nombres los ha bautizado la sabiduría popular? Vicente Gesualdo, en su Historia del Colectivo, enumeró “Taxi Barato”; “Taxi urbano”; “Taxi ómnibus” y “Sapo”, porque llevaba cinco y disparó.

See also  La extinción de la clase media argentina

No todos los taxistas estuvieron de acuerdo con este invento. Algunos tenían pan en el asiento delantero y cuando pasaban junto a uno se lo enseñaban y le gritaban. “¡hambriento!”.

Según Juan Carlos González, presidente del Museo del Autobús Antiguo, “los autobuses de aquella primera línea llegaron a 40, y el propio taxista fue quien eligió el número de línea”.

Ya en 1928 existían chistes relacionados con los autos colectivos (Revista Caras y Caretas)Ya en 1928 existían chistes relacionados con los autos colectivos (Revista Caras y Caretas)

La segunda línea que apareció fue “8”.. Pasó desde Nazca y Rivadavia hasta Plaza de Mayo. Pero no pudieron completar el viaje inaugural. No se dieron cuenta que el día que empezaron era el 12 de octubre, cuando la ciudad era un hervidero de gente cuando Hipólito Irigoyen asumió su segundo mandato. Era imposible llegar al centro.

La resistencia de las mujeres

¿Cómo superar la resistencia femenina a entrar en este tipo de vehículos? Una vez más, el ingenio de los conductores llevó, en un típico movimiento de marketing, a emplear mujeres como pasajeras y a partir de entonces el prejuicio desapareció. Algunos incluso contaban con un servicio exclusivo para damas.

El éxito alcanzado por el grupo impulsó la expansión del transporte. José Fonte y José Chiofalo fueron los primeros en alargar la carrocería de los coches, lo que les permitió transportar a 11 pasajeros: uno delante, tres detrás, tres en el medio, dos en transportadores (pequeños asientos plegables) ubicados en cada uno. uno lateral y dos más al lado del conductor. Por supuesto, si la persona que tenía que salir estaba sentada atrás, todos los demás tenían que salir para permitirle pasar.

Vivienda en ruinas

Aunque no todos construyeron sus unidades de la misma forma. El ayuntamiento rechazó en varias ocasiones el vehículo del español Grau “por estar mal construido, elemental y ser una monstruosidad de fabricación propia”. Grau fue a ver al alcalde y le dijo que si no aprobaban la unidad, lo obligarían a robar. Se dice que el alcalde puso su mano en el hombro del hombre y le dio permiso.

Se cobró por tramos y el un conductor dependía mucho de su memoria y de la honestidad del pasajero. El billete no existía; Aparecería en 1932 pero los conductores no quisieron saber nada y se acabaría implementando en 1942. “El 3 de enero de ese año -explicó González- partieron los llamados conductores de guardia en las líneas 212 y 263. tenga cuidado al cortar y recoger boletos. En esta nueva característica, los conductores de autobuses permanecían en la parada hasta que finalizaba la operación de entrega de billetes, y sólo entonces comenzaban. El pasajero recibió el billete a bordo.y cuando Se cayó tuvo que pagar y devolverlo. Ese billete usado fue a parar a una urna de cristal situada junto a la taquilla; Más tarde fue reemplazado por una bolsa. Cuando el coche llegó al control, la bolsa fue vaciada en una lata, una especie de fosa común para todos los billetes del día. Aunque los billetes de ida y vuelta cayeron en desuso en la década de 1960, durante muchos años la frase ‘devuelve tu billete’ siguió apareciendo en el reverso.”

See also  ¿Cuál es el patrimonio neto de Bruce Lauritzen? Se investiga la fortuna de un comerciante de Nebraska Omaha

Con el paso de los años, las carrocerías han ido cambiando para poder transportar más pasajeros.  En la foto, inauguración de la Línea 102 en 1944 (Archivo General de la Nación)Con el paso de los años, las carrocerías han ido cambiando para poder transportar más pasajeros. En la foto, inauguración de la Línea 102 en 1944 (Archivo General de la Nación)

Eran tiempos en los que las señales aún no existían. Por eso la Comisión de Control del Transporte implementó un sistema de billetes numerados para organizar el ascenso por turnos en puntos decisivos. Comenzó a practicarse en Plaza de Mayo el 19 de julio de 1944. El pasajero debía pedir un boleto y se lo entregaba a un inspector, quien indicaba el momento de abordar el vehículo. No fue una buena idea porque este sistema no duró mucho.

Con la implementación del billete en los autobuses, el filo de las máquinas expendedoras de billetes apareció dentado, porque los autobuses no tenían un guardia que cortara el billete. El conductor del autobús tuvo que cortar el billete con una sola mano, porque con la otra estaba ocupada en el volante. El borde aserrado solucionó el problema.

A esta altura el grupo ya no era extraño, porque era tan argentino como el obelisco.

Fuentes: Historia del colectivo, de Vicente Gesualdo – Revista Todo es Historia; entrevista a Juan Carlos González, presidente del Museo del Colectivo Antiguo.

AutobúsNacimientoTaxistas Tranvías

Categories: Trending
Source: frv.edu.vn

Madhuri Shetty
Manoj Gadtaula

Manoj Gadtaula is a young Indian man from Mangalore who is constantly on the lookout for new things and loves to explore. Madhuri has a great passion for helping others and motivating people. She researched the careers, biographies, lifestyles, and net worths of celebrities..

Leave a comment

Demo
Demo 2